Conocé Quick Lane®
en el mundo
Información útil para ahorrar combustible
Cómo obtener un mejor rendimiento del combustible de tu auto o pick-up

El mantenimiento correcto del vehículo además de extender su vida útil puede ayudar a aliviar algunas de las presiones económicas que traen los altos precios de los combustibles. Mirá los siguientes tips que te ayudarán a optimizar el consumo mejorando la cantidad de Km por litro que recorrerá tu auto:

  • Mantener siempre los neumáticos inflados con la presión correcta: puede ayudar a mejorar el rendimiento del combustible en un 3,3%. Además, controlar la presión una vez al mes extiende la vida útil de los neumáticos.

  • Aplicar el grado recomendado de aceite del motor: Utilizar el grado correcto para tu vehículo ayuda a mejorar el rendimiento del combustible hasta un 2%. Quick Lane® ofrece una línea completa de aceites y filtros Motorcraft® de alta calidad.

  • Chequear el correcto funcionamiento del motor: En la actualidad los vehículos modernos poseen sistemas de gestión electrónica que aseguran que el vehículo consuma la medida justa de combustible. Asegurarte que todos los sistemas funcionen correctamente puede ahorrarte un 4% en el rendimiento del combustible.

  • Evitar manejar en forma agresiva: Los constantes cambios de velocidad, el detenerse y acelerar bruscamente, incrementan el consumo de combustible. En avenidas y calles donde los semáforos estén sincronizados con onda verde respeta la velocidad máxima sugerida. Manejar más tranquilo y a velocidad constante y prudente mejora el rendimiento del combustible en aproximadamente un 33%.

  • Retirar el exceso de peso: se ahorra un 2% en la eficacia del combustible por cada 50 kilos de peso que retires de tu vehículo.

  • Evitar el ralentí: Si tenés que esperar en tu vehículo procura hacerlo con el motor apagado. Ahorrarás combustible considerablemente comparando si lo haces con el motor encendido.

Desgaste y cuidado de los neumáticos
Diagnóstico de los neumáticos gastados – ¿Cuándo reemplazar los neumáticos?

Los neumáticos son cruciales para la maniobrabilidad y seguridad en tu vehículo. Una rotación regular de los neumáticos ayuda a distribuir el desgaste de forma uniforme asegurando mayor vida útil, pero ningún neumático dura para siempre.

¿Cómo hacer para que los neumáticos duren más tiempo?

  • Controlar regularmente la presión de los neumáticos: manejar con la presión incorrecta genera un desgaste importante y además aumenta el riesgo de perder el control del vehículo.

  • Manejar con tranquilidad evitando cualquier situación de conducción agresiva.

  • Manejar a una velocidad prudente te permitirá maniobrar de manera segura esquivando cualquier irregularidad del camino que pueda dañar los neumáticos.

Considerá reemplazar tus neumáticos si advertís alguno de los siguientes signos:

  • Poca profundidad en el dibujo, el testigo indicador de desgaste ubicado sobre la banda de rodamiento no debe estar al mismo nivel que el dibujo.

  • Si observas cortes o grietas en el dibujo de los neumáticos o en su banda lateral.

  • Pérdida repentina de presión.

  • Vibración repentina al conducir.

  • Si la antigüedad del neumático supera los 5 años.

Podés acercarte a cualquier Quick Lane® del país donde nuestros profesionales se encargarán de revisar el estado de tus neumáticos y asesorarte respecto al estado y cambio de neumáticos si fuese necesario.
Sistema en frenos
Diagnóstico de frenos gastados – Cuándo reemplazar frenos

Todos los sistemas de frenos de autos y pick ups se componen de dos partes básicas; piezas mecánicas que son las pastillas, discos, campanas y cintas y el sistema hidráulico que utiliza líquido de frenos como principal componente.

Vení a Quick Lane® y realizá una revisión del sistema de frenos, si notás alguno de los siguientes síntomas, tus frenos requieren ser revisados:

  • Ruidos

  • Olor a quemado

  • El pedal de freno que se siente "blando".

  • Temblor o vibración en el volante o sobre el pedal de freno.

  • Si se enciende en el tablero de instrumentos la luz de alarma de tu sistema de frenos.

  • Bajo nivel de líquido de frenos

En la actualidad los vehículos modernos poseen sistemas de gestión electrónica que entre otras funciones evitan el bloqueo de las ruedas ante una frenada exigida. Es muy importante que sólo los especialistas revisen o reparen los componentes electrónicos que intervienen en la gestión del sistema de frenos.

Quick Lane® utiliza pastillas y líquido de frenos Motorcraft® los cuales son diseñados y producidos cumpliendo los más altos estándares de la industria automotriz.

Problemas de la batería del automóvil
Mal funcionamiento de la batería

Estas son las señales que vos mismo podés identificar en tu auto y que te ayudarán a reconocer una batería en mal estado. Por eso, presta atención a cualquiera de estas situaciones:

  • Indicaciones en el tablero de instrumentos: si observás encendida la indicación lumínica de la batería estando el motor en marcha podría tratarse de una falla que requiera incluso reemplazar la batería.

  • Corrosión alrededor de las terminales o cables de la batería: los bornes de las baterías no deben tener presencia de sulfatación. Si ves señales de corrosión podría ser producto del ácido que contiene la batería internamente, el contacto de este ácido con otras partes de la carrocería o el motor pueden ocasionar daños importantes.

  • La caja de la batería sin daños: la caja plástica de la batería no debe presentar daños ni deformaciones, de lo contrario debería cambiarse inmediatamente.

  • Al momento de reemplazarla: Siempre respeta las especificaciones indicadas por el fabricante del vehículo, en el manual de propietario encontrarás los detalles técnicos que debes respetar, los vehículos actuales con gran cantidad de componentes electrónicos demandan mayor cantidad de energía incluso cuando el vehículo no se encuentra en marcha.

Si notás alguna de estas características te recomendamos acercarte a un Autocenter Quick Lane® donde un especialista revisará tu batería y te dará un diagnóstico acertado.

Sistema de suspensión en mal estado
Síntomas del sistema de suspensión en mal estado

El sistema de suspensión del vehículo se compone de varios elementos que interactúan en conjunto y que aseguran el confort de marcha y la seguridad. Los amortiguadores son unas de las piezas principales que hacen que los neumáticos mantengan contacto con el camino permitiendo la maniobrabilidad y control del vehículo.

En Quick Lane® podemos ayudarte a vigilar la salud de los amortiguadores y otros elementos de la suspensión con un Chequeo integral del Vehículo (VCU).

Sin embargo, si notas cualquiera de los siguientes síntomas al conducir, es una señal de que podés estar necesitando un mantenimiento del sistema de suspensión cuanto antes:

  • Rebote excesivo

  • Desgaste prematuro o desparejo de los neumáticos

  • Disminución de la maniobrabilidad o habilidad de frenado

  • Vibración o ruidos al circular

  • Dificultad para mantener el vehículo circulando derecho en línea recta

  • Pérdidas de líquidos en los amortiguadores

Mantenimiento de las luces del vehículo
Cuidados para el mantenimiento de todas las luces

Las luces son parte del circuito eléctrico del auto y deben funcionar correctamente en todo momento, tanto las ópticas delanteras como los faros traseros y el resto de las luces. Para asegurar el mantenimiento de las mismas:

  • Revisar frecuentemente que las luces externas de tu vehículo estén en condiciones.

  • Mantener limpias las ópticas. Al estar sucias puede disminuir hasta un 10% el poder de iluminación. Además, controlar que durante el lavado no se filtre agua, ya que de lo contrario se puede acumular agua y eventualmente dañará el sistema eléctrico.

  • Respetar el tipo y la potencia de las lámparas indicada en el manual del vehículo. Alterar esto puede ocacionar daños severos en componentes muy importantes.

  • Las ópticas delanteras están diseñadas para poder regular su orientación. Si al circular la luz ilumina de manera diferente (más arriba, para los costados o excesivamente al suelo) probablemente haya que alinearlas.

  • En los vehículos actuales las ópticas delanteras son construidas en policarbonato, este material asegura gran eficiencia lumínica, pero es sensible a ser rayado, por eso cuando limpies la carrocería de tu vehículo asegurarte no utilizar materiales abrasivos o productos químicos que pudiesen dañar y alterar su vida útil.